Preparación del cabello

Antes de comenzar con la técnica de alisado de pelo con el secador, mi consejo es que tengas a mano unas cuantas «herramientas» para sacar el mayor partido posible y conseguirlo en el menor tiempo, sin dañar tu cabello.

Estas son las que yo te recomiendo tener a mano, porque las vas a usar, seguro si quieres conseguir un buen resultado.

  • Debes usar un secador con una boquilla que dirija el calor de forma concentrada. Este es un punto importante y hoy en día, casi cualquier secador ya incorpora al comprarlo una que te servirá.
  • Debes tener un peine de dientes anchos.
  • También debes hacerte con un cepillo grande y redondo.
  • No olvides tener a mano un aceite para el cabello.

Una vez tienes todo el «equipo» de trabajo a mano, empezamos con los preparativos. Verás que es más complicado explicarlo que hacerlo, pero vamos paso a paso, con la preparación previa al alisado.

  1. Primero, y esto es importante, debes lavar el pelo con un champú y acondicionador para reducir el volumen.
  2. El siguiente paso es retirar el exceso de agua con una toalla.
  3. Después, debes peinarte a conciencia para desenredarlo.
  4. Finalmente, debes usar un protector de calor.

Y ahora sí, ya estás lista para el siguiente paso; el alisado de tu melena con el secador.

Aquí vamos.

Alisado del cabello paso a paso con tu secador

Ahora estamos en la fase clave para alisar correctamente el cabello. Vamos por pasos.

En primer lugar deberás secar el 80 % de tu cabello, no todo. Tienes que sostener el secador a unos centímetros de la cabeza y utilizar la otra mano para peinar las capas. Si empiezas a usar directamente el cepillo te llevará el doble de esfuerzo alisarlo.

Debes tomar las capas superiores y sujetarlas con pinzas para secar las capas inferiores. Irás soltándolas de forma progresiva, según vayas alisando y secando por partes.

¿Cómo usar el cepillo?

El cepillo debe tocar ligeramente tu cabeza, de forma que el cabello lo cubra y cuelgue hacia abajo.

Seguidamente, tienes que pasar el secador a unos 5 centímetros de distancia para evitar que el pelo se queme. Usar el secador una sola vez no será suficiente para que la zona esté completamente seca y alisada. Por lo que te recomiendo dar algunas pasadas más.

Con esto, tendrás casi terminado el trabajo, pero aún te falta el toque final 

Acabado final

Cuando las capas ya están totalmente alisadas, puedes rociar el cabello con aire frío para que permanezca mucho más tiempo liso y evites que se pueda encrespar. Además, te proponemos usar un aceite de argán para mantenerlo brillante y liso.

Sobre todo debes centrarte en las puntas porque se secan mucho antes que el resto del cabello.

Finalmente, si quieres que tu pelo luzca mucho más lacio, puedes probar a usar una plancha alisadora para dar un toque final.

Consejos útiles en el alisado de tu cabello

Los profesionales y estilistas desvelan que un buen alisado no depende solo de la técnica, sino también de los productos que utilicemos. Hay que elegir aquellos que sean de buena calidad.

Además, es muy importante que dispongas de un lugar idóneo para peinar tu cabello porque la humedad y la falta de ventilación no son los mejores aliados para mantener tu pelo liso. Así que si has pensado en tu cuarto de baño después de la ducha, vete pensando otras opciones si quieres un resultado perfecto.

Uso correcto del secador

Debes utilizar el secador de forma correcta para que el aire se dirija de las raíces a las puntas y no en dirección contraria. Asimismo, recuerda mantener la distancia adecuada para conseguir un alisado bonito y evitar que el cabello se dañe debido a un exceso de calor.

¡No te olvides de usar sprays!

Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de un spray o loción de fijación suave. Lo puedes aplicar en la mano o en el mismo cepillo para darle al cabello un aspecto más natural y con movimiento. Hay marcas profesionales con unos resultados verdaderamente sorprendentes.

Mejorar tu acabado

Cuando hayas terminado de alisar el cabello, no olvides lo importante que es sellar la cutícula. Por esta razón te hemos aconsejado usar el aire frío como colofón final para mantener más tiempo el peinado fijado.

Conseguir mayor volumen

Muchas mujeres prefieren que la melena tenga mucho más volumen, y por este motivo ahuecan un poco la zona de la raíz con el cepillo grande y redondo. Es otra opción y también queda muy bien, si te va ese tipo de peinado.

Protector del cabello

Si no dispones de un producto protector de calor deberás usar un acondicionador. En el caso de que dispongas de la loción adecuada, debes evitar usar mucha cantidad porque podría dar un aspecto de cabello graso o débil, en vez de brillante y lleno de vida.

En definitiva, los beneficios de lucir una melena lisa y brillante son muchos. Por lo tanto, si no quieres ir a la peluquería y deseas conseguir un resultado profesional, no dudes en seguir los pasos que te hemos indicado. Notarás los resultados, y verás que con un poco de práctica es mucho más fácil de lo que parece.

Espero que te haya ayudado