Todo el año pasado, en más de una oportunidad, tus clientas en busca de un cambio te habrán pedido las  ya conocidas mechas californianas. Hoy, a la par de las nuevas tendencias, te presentamos un tono que parece haber llegado para desbancar del podio al desgaste de puntas.

Con matices bermejos y cobrizos, el copper blond es el color idóneo que todas están pidiendo. Es ideal para las mujeres que ya son rubias y tienen miedo de hacer un cambio radical y no poder volver a su rubio original, por lo que, dicho de otra forma, es un color que mantiene las particularidades del rubio y es perfecto para las que quieren hacer un cambio y refrescar su melena.

A diferencia de los rubios, algo para destacar del copper blond, es que mantiene el mismo tono y luminosidad de la raíz a la punta, de esta forma, una vez terminado el verano, es posible eliminar el efecto californiano en el cabello.

Además, este tono queda perfecto tanto en melenas lisas como rizadas y alborotadas, ya que le aporta movimiento y volumen al cabello.

Para lucir este color, se aconseja llevarlo con un efecto efortless, de ondas desechas y aspecto suave, que le aporten un efecto muy natural, pero también es importante tu mirada profesional ya que  un buen corte permitirá que este nuevo tono se luzca en todo su esplendor. Nuestro recomendado, es un corte de estilo desestructurado, donde las puntas caigan por debajo de los hombros, finas y rotas, haciendo que las melenas pierdan cualquier vestigio de sobriedad y luzcan frescas, alborotadas y naturales.

¿Ya conocías esta nueva tonalidad?