Es común recibir clientas que buscan un cambio de look, en corte o color, pero hay otras que aman sus largas melenas, no se atreven a un cambio radical pero tampoco le dan el cuidado que merece y ustedes son los encargados de aconsejar los mejores cuidados para un cabello extra large.

Como sabrán, en las longitudes capilares extra largas, las puntas se deterioran y se quiebren, por eso para  vencer la tentación de cortarlas, es innegociable aplicar tratamientos reparadores especiales para las puntas del cabello, con regularidad.

Pero el peor desafío que nos plantean los cabellos largos es que, como las puntas necesitan mucho acondicionador, las raíces pueden arruinarse si se aplican tratamientos en exceso. Por eso, para conseguir buenos resultados, hay utilizar el producto adecuado al tipo de cabello en la cantidad justa y necesaria.

Si tienen clientas con el cabello largo y lo que quieren es conservarlo con un aspecto saludable un paso que no pueden saltearse es el uso de acondicionador. A este tipo de cabello, también le viene bien pasar por la peluquería y aplicarse una mascarilla capilar adecuada al tipo de cabello: seco, graso, mixto, teñido, rizado o finito.

Acostumbrados a trabajar con las mejores marcas, también sabemos que es muy saludable cepillar las melenas ya que un buen cepillo deshace los enredos fácilmente y permite sortear la electricidad estática, además de proporcionar un agradable y terapéutico masaje en el cuero cabelludo que nutre y fortalece el cabello.

Algo no menos importante para este tipo de pelo, es el uso de la toalla. Cuando las clientas se lavan la cabeza en la peluquería, para que no se abran las puntas, no se debe frotar el pelo mojado con la toalla. En su lugar, colocá la toalla sobre la cabeza y deslizala con delicadeza desde arriba hasta las puntas. Con esta técnica absorberás el agua del cabello y alisarás la cutícula del pelo, dejándolo listo para realizar el corte o color.

Por otro lado, después de realizar el trabajo, si vas usar secador el secador en este tipo de largos, lo más recomendable es que lo uses con aire frío y, si necesitas aumentar la temperatura, utiliza el secador a una buena distancia del cabello, 15 centímetros, como mínimo.

Y vos ¿cómo cuidas las melenas de tus clientas? ¡Contános!