Para todas las mujeres las puntas partidas son un tema en algún minuto. Aunque tener las puntas florecidas no es el fin del mundo, pueden ser un poco desagradables ya que hacen que nuestra cabellera se vea menos sana y brillante. Y para las chicas que están haciendo crecer su cabello, es el peor enemigo! Es imposible que tu pelo crezca largo y fuerte si tus puntas están fritas y pajosas.

1. Hazte un corte de pelo.

La mejor forma de evitar las puntas partidas es cortar las puntas de tu pelo regularmente. Además, déjalo en manos de profesionales. Aunque creas que tú misma puedes cortar esas puntas, las tijeras comunes o las de cocina no están hechas para cortar pelo. Las cuchillas de las tijeras de cocina incluso pueden causar más puntas partidas ya que desgastan el cabello.

2. Evita el calor.

A estas alturas todas sabemos que peinar el cabello en exceso con herramientas de calor puede provocar puntas partidas y graves daños en nuestra cabellera. Pero esto no significa que tengamos que cancelar nuestra hora para hacernos brushing en la peluquería o botar tu rizador. Sólo trata de limitar el uso de las herramientas de calor. Yo trato de dejar que mi cabello se seque naturalmente lo más posible y limito el uso de la plancha o rizador a una o dos veces por semana. Por suerte las ondas playeras están de moda este verano y puedes lograrlas dejando que tu cabello se seque naturalmente y usando un poco de spray con sal.

3. Mascarillas humectantes.

Tratar tu cabellera con una mascarilla capilar de vez en cuando es una muy buena forma de humectar tus puntas y evitar que éstas se florezcan o partan. Si nunca te haz hecho una mascarilla capilar antes, yo empezaría con ésta de Kiehl’s. Úsala cada una a dos semanas y podrás notar como mejora la fuerza de tu cabello, suavidad y brillo.

4. Lava y acondiciona correctamente.

Puede parecer tonto, pero en realidad si existe una manera correcta (y una incorrecta) de lavar tu cabello. Cuando se trata de shampoo, asegúrate de masajear las raíces de tu cabello. Después de enjuagar el shampoo aplica el acondicionador en las puntas y déjalo actuar por un par de minutos y después lo enjuago.

5. Pásate una peineta.

Usa una peineta de dientes anchos para desenredar tu pelo. Lo ideal es hacerlo con el cabello seco antes de meterte a la ducha, pero si no aguantas, hazlo después de que te hayas aplicado el acondicionador. A mi me encanta esta peineta porque sus dientes su bien anchos. Debes evitar los cepillos duros justo después de la ducha. Cuando tu cabello está mojadi es cuando es más suceptible a partirse, así que ten cuidado y peínalo suavemente.

6. Ojo cuando te lo tomas

Si usas el pelo tomado regularmente, o sólo cuando haces ejercicio, el tipo de elástico que usas puede hacer una gran diferencia. Usar un elástico muy apretado y duro puede causar rompimiento y puntas partidas. Trata de usar elásticos más suaves como estos Scunci que son delgados y no tiran el cabello.